lunes, 1 de junio de 2015

Primer round!

Hace algún tiempo Paloma empezó a golpear a la gente por diferentes razones, algunas veces lo hacia en "defenza" propia, cuando sus amigos le quitaban sus juguetes o querían montarse en su carrito… otras veces con sus abuelos y tías cuando empezaban a darle besos, o intentaban alzarla y ella estaba entretenida en algo… también lo hacia conmigo cuando le decia que no debia hacer algo o que debia hacerlo y ella no queria... todos estos casos me parecian comportamientos normales, no admisibles pero tampoco preocupantes… lo que si me quito la tranquilidad por mucho tiempo fue ver que ella a veces golpeaba sin razón, se acercaba a un niño y le daba un "calbazo" yo inmediatamente intervenía y entraba en crisis, me daba mucha vergüenza pensar que la gente creería que Paloma es golpeada en su casa y NO!!!!



Los papás por lo general intervenian en contra de Paloma con dolor de ver a sus niños golpeados, y yo me sentía muy mal porque pocas veces Paloma recibía un golpe de vuelta… después de una tarde de amigos entendí que es un comportamiento normal en TODOS los niños, el problema de fondo en realidad es de los papas… todos los niños viven esta etapa, unos de forma mas intensa que otros y el argumento de que los niños son el reflejo de lo que ven en la casa no es del todo cierto, hasta el niño que tiene la mamá mas dulce que jamas habrá alzado la voz, alguna vez en su vida ha lanzado, lanza o lanzara un manotazo a otro!

De todas formas yo tenia que poner fin a esta situación, todo el mundo me decía que en el jardín se le quitara, el primer dia  iba diciendo "a pegar a los niños!!!" me preocupaba terriblemente pensar que eso era lo que iba a hacer al llegar, pero NO!!! para sorpresa mía la profesora me comento que era muy tranquila, muy de vez en cuando lo hacia, sin embargo en la casa lo seguía haciendo y entonces acordamos trabajar el tema en casa y jardín.. como? facilísimo solo teniamos que dejar de decirle: "NOOOOO golpeas mas" reemplazando por: "besos y abrazos solamente"  y sí, las palabras mágicas funcionaron y ya hace varios días no sufrimos por el tema.