martes, 23 de junio de 2015

El sexto sentido de mamá!!!

Estuve ausente un par de días por motivos de fuerza mayor, mi chiquita se enfermo y tuvimos que pasar un par de días en la clínica… quiero hacer este post para alertar a los papás sobre la gravedad de ciertas cosas que no parecen serlo a simple vista.
Paloma llevaba varios días con una tos que iba y venia, algunos noches se hacia mas intensa perturbando el sueño de ella y obvio el nuestro. A su alrededor todo el mundo estaba enfermo como mencione en un post pasado, y yo la estaba cuidando con remedios caseros, su cuerpo estaba luchando contra un persistente virus. Su ultima semana de jardín estuvo con temperatura alta (no fiebre) sin embargo no la veía decaída y como había sido elegida “la estrella de la semana” asistió todos los días, en las mañana advertía a las profesoras sobre la salud de Paloma, quienes en la tarde afirmaban que estaba en perfecto estado, así llego el jueves su ultimo día de jardín y su temperatura empezó a subir yo le di el manejo normal para regularla, pero sentía que algo no estaba bien,llame a su pediatra que estaba subiendo a un avión y me dijo que tenia que llevarla a una valoración medica.


Con Nicolás decidimos que era mejor llamar un medico domiciliario para no someterla a una sala de urgencias. El medico la reviso y nos dijo que tenia una gripa común, que hasta ahora estaba empezando, que sus pulmones estaban perfectos, todo se resumía en un poco de mocos y tos. Esa noche tambien fue terrible y yo empecé a sentirme muy angustiada, tan pronto amaneció salimos a urgencias, donde confirmamos que Paloma estaba con una crisis respiratoria fuerte, se quedo hospitalizada un par de días... ya esta mejor!!! en proceso de recuperación.

Siempre pensé que una enfermedad grave se hacia evidente, que iba a darme cuenta para manejarla a tiempo pero NO! Paloma nunca cambio su estado de animo, estaba normal, corría TODO el día como lo hace a diario, la fiebre mas alta fue de 38.5 y solo se presento un día, su apariencia no era distinta a la de un niño agripado, lo único que me preocupaba era la tos persistente y que se despertaba bastante en las noches. Yo me sentía tranquila pues confíe en la medica que visito mi casa y que afirmo varias veces que no era nada, es mas me hizo sentir un poco intensa, y para nada!!! esta persona es una irresponsable a mi juicio!!!




Nunca, nunca volveré a desconfiar del sexto sentido de mamá, eso salvó a mi hija de una neumonía!!!