viernes, 24 de julio de 2015

Niños esquivos???

ESQUIVOS?
La “Real Academia Española” define la palabra esquiva como:
1.     adj. Desdeñoso, áspero, huraño. * http://www.rae.es

No creo que ese tipo de adjetivo corresponda para definir la personalidad de un bebé!!! Quien tiene corazón para etiquetar a un ser de escasos 5 meses de vida como alguien desabrido o carente de amabilidad… que mal tomarse personal la reacción innata de un ser tan pequeño... un poco de respeto y sentido común, no le haría mal a más de uno que anda por ahí etiquetando niños indebidamente…




Cuando Paloma era mas pequeña, para ser mas especifica, durante su primer año, reaccionaba con llanto o miradas frías y cortantes ante las personas extrañas. Esto se prestó para que muchos la catalogaran como un “bebe esquivo”. Me molesta, y mucho! es hiriente para una mamá primeriza (o tal ves para cualquier mamá), me duele que me pregunten: ¿y porque tan esquiva? Siempre sentí ganas de devolver la pregunta: ¿que tiene usted, o que hay en el entorno que hace que mi hija se sienta incomoda?

Aunque trato de ser cordial, seguro más de una vez, me delató el sentimiento de ira que me invadía cada vez que alguien comentaba: “¿y porque llora tanto?” “¿nunca la sacas?” “¿estará muy consentida?” “qué pesar que no se deje alzar” “¿así es con todo el mundo?”… Siempre procuré que no la etiquetaran, por lo menos no en mi presencia, no es justo tildar de “esquivo”, antipático o llorón a un bebé que ni siquiera a llegado a su primer año de vida, y mas aún cuando ese pequeño individuo está en un entorno desconocido con personajes nunca antes visto y con su mamá lidiando contra un sentimiento de ira e intenso dolor… La gente a veces me decía que mejor no se acercaba porque que pereza que empezara a llorar, o que si la podía saludar sin recibir un grito a cambio, POR DIOS!!! Que les pasa???!!! se les olvidó que también tuvieron hijos?, que Paloma no es la única bebe del mundo que no disfruta los cariños repentinos de un extraño? Sí, hay bebés amables, llenos de cordialidad, dispuestos a botar los brazos al primer aparecido y que siempre tienen una sonrisa en su rostro, sin duda alguna: divinos estos bebes!!! pero tambien están los que desde el vientre han manifestado tener un carácter fuerte, una personalidad (como dice mi suegro) selectiva, Paloma orgullosamente, es así!!!

Ella no le sonríe a todo el mundo, no le interesa ir a los brazos de alguien solo porque éste manifestó querer alzarla, de hecho no le gusta que la alcen, disfruta mas de un espacio libre de tensión, sin abrazos, sin besos, le gusta correr, jugar… en fin… pienso que ese llanto, o disgusto ante personas nuevas o reuniones llenas de gente, se debe en parte a la situación misma y tambien al carácter de cada ser, no por el hecho de ser bebés o niños pequeños están en obligación de satisfacer los deseos de los más grandes, por el contario eso es lo mejor de la infancia: la espontaneidad!!... yo estoy completamente a favor de DEJARLOS SER, de permitir que su personalidad se forme libremente, que sus actos no sean premeditados por alguien externo, seguro será una niña encantadora, autentica pero sobre todo ÚNICA!!!