martes, 20 de octubre de 2015

La hora de dormir... todo un reto!!!

Mis ultimas noches antes del parto fueron largas y cero reparadoras, el calor me agobiaba terriblemente, no podía acomodarme y daba vueltas literalmente TODA la noche, mi pobre marido al lado, roncaba como una matraca y yo quería ahogarlo con la almohada porque... me moría de envidia!!!!

Al principio no me importaba usar pantalón y saco, busque pijamas anchas en la cadera y me acomode facilísimo. Me daba un  poco de angustia el bebe, pues yo duermo boca abajo y tenia la sensación de espicharlo, tuve que habituarme a hacerlo de lado. Luego me recomendaron dormir específicamente del lado izquierdo yo les aconsejo acostumbrarse desde el principio del embarazo, pues permite que la sangre y los nutrientes lleguen al bebé y facilita la función del riñón.

Más adelante tal ves por los movimientos del cuerpo durante la noche, el pantalón no era la mejor opción, me baila de un lado a otro y se bajaba, ya el resorte en la cadera no cumplía su función. Entonces me compré un camisón, me encantó, lo use hasta en el post parto, lo adoraba, cuando me daba mucho frío usaba medias largas y listo. Si tiene botones en la parte frontal hasta abajo del busto mejor pues así seguirás usándolo incluso durante la lactancia.

Finalmente al terminar el embarazo, el calor no me desamparaba ni de día, ni de noche, no me soportaba la ropa y mi mejor aliado fue el pantalón corto y un top, los amaba quería pasar el día en calzones y tiritas, pero me conformaba con poder usarlos en la noche, son cómodos y sobre todo frescos.

A pesar de lograr solucionar mis "problemas", en la noche quería sentirme femenina, he oído muchas mujeres que sienten perder la sensualidad durante el embarazo, en mi caso (recordando esa época) pienso que se debe en parte al cambio físico que sufrimos y nuestro afán de encontrar prendas que nos recuerden a nosotros y nuestras parejas, que seguimos siendo mujeres, no solo mamás!

En el mercado encontramos opciones que independiente de ser o no diseños exclusivos de maternidad, suplen nuestras necesidades, a veces hay que aumentar una o dos tallas, pero seguro que terminaremos encontrando!

TIPS... 

1. Caucho y/o cordón de ajuste, son lo máximo permite el uso prolongado de la prenda. Durante el embarazo se ajusta a la cadera y en el postparto no hará presión sobre la zona abdominal.



2. Rayón o Viscosa: mi fibra favorita! suave al tacto, fresca y de apariencia ligera, los colores brillantes resaltan en este tipo de fibras. El algodón como siempre también pega perfecto. Sin duda alguna los poliéster hay que dejarlos guardados, pues por su composición  generan calor y propician la sudación. 



3. Los calzones me parecen lo máximo para los últimos días, pues en realidad muchas sentimos deseos de dormir sin ropa, y con este diseño satisfacemos esta necesidad usando pijama.



4. No olvidemos que somos mujeres y esposas antes que mamás, los encajes, cintas y texturas satinadas, dan un toque de feminidad a la prenda, nuestros esposos estarán agradecidos. No dejemos de lado el color y los estampados, pues también proporcionan un aire de alegría y jovialidad, que a veces parece esconderse detrás de la barriga.




Por ultimo, les cuento que mi venganza llegó con las ultimas semanas  de gestación, empece a roncar peor que mi marido y antes de acostarme lo miraba con la misma carita irónica y le decía las mismas palabras que el pronuncio semanas antes: "te voy a decir una cosa: hoy voy a roncar!!!"