lunes, 7 de septiembre de 2015

Relájate! Inspírate! Desconéctate! Colorea!

Investigando sobre firmas de conectarse con la mente y desconectarse del exterior me encontré una que ahora es mi adoración! COLOREAR!!! siempre amé esta actividad incluso sin saber sus poderes terapéuticos lo hacia casi todos los días con Paloma, lo veía como una actividad lúdica para entretenerla. 

Desde hoy empezamos a hacerlo con mas conciencia para sacar todo el provecho a esta simple actividad... les cuento como funciona:

DESCONÉCTATE... Regalémonos unos minutos al día sin celular, computador, televisor... dejémoslos a un lado y demostremos no solo a nuestros hijos sino a nosotros mismos, que es posible tener un tiempo en el que salir de la rutina y del ritmo acelerado del día día es posible. esta sencilla rutina que puede ocupar sacos 5 minutos o extenderse sin limite nos permite encontrar la serenidad y recuperar el reposo que a veces olvidamos que existe y sobre todo que necesitamos.

RELAJATE... Es importante hacer un acto consciente. Escojamos el lugar en el que estamos cómodos  repasemos con detenimiento el dibujo, analicemos los colores que emplearemos y empezamos. Nuestra atención debe estar en la imagen y cada uno de sus trazos como composición, los movimientos conscientes de nuestra mano irán liberando la mente y profundizando la respiración, alcanzado así, la calma. Este simple ejercicio aumenta la concentración, trabaja la coordinación y precisión y ademas relaja cuerpo y mente.

INSPIRATE... Tu estado de animo será el artista encargado, diviértete sin limites, sin reglas, cambia de color, salta paginas... Libera ella mente mientras el cuerpo actual liberados en cada movimiento con los lápices de color de las cargas de la rutina.

A COLOREAR!!! Todos los niños disfrutan colorear, si nosotros ademas enseñamos desde pequeños los beneficios, estamos desde ya creando un habito que el día de mañana seguro agradecerán, no es sencillo apartarse del estrés del diario vivir cuando nunca lo hemos hecho, sin embargo la meta es inculcar desde pequeños la necesidad de consentirse a si mismos, de respetar su espacio vital, de recuperar la armonía.