viernes, 13 de febrero de 2015

Te quiero...

… de lejitos!!!



Yo no obligo a Paloma jamas a despedirse de beso, a dar un abrazo... y la verdad no me hace feliz que a la fuerza lo hagan. Es difícil de manejar en algunas ocasiones por la presión de ciertos comentarios como: Por que es tan esquiva? que niña tan antipática/mal educada!, la hija de Marujita es adorada, vive sonriendo y dando besos y abrazos a todo el mundo!, que pesar me voy súper triste porque no me dio un abrazo!, los niños de hoy en día no saludan ni se despiden, que horror!

Yo solo pensaba que no es necesario hacerlo porque es la personalidad de cada uno y esto le va generando indisposición a ciertas situaciones y/o personas, pero hoy me sorprendí al leer una articulo que habla de las consecuencias que este tipo de actos tienen a futuro en la vida de un niño y son bastante graves, yo por mi parte ahora siento un alivio de pensar que mi intuición de mamá no fallaba...


Paloma es un amor, no podría ser de otra forma pues es una niña que siempre ha sido cuidada por sus papás, amada hasta más no poder por sus tías y abuelos, conclusión esta rodeada de AMOR!!!

Ella es simplemente un bebé al que no le llama la atención las demostraciones de afecto excesivas, es absurdo pensar que a cualquier niño le mate la idea de abrazar a la tía de su mama o papa en el momento en el que está en medio de un gran juego o sesión de pintura o una película… en fin no es necesario entrar en detalles para entender la idea, a estos sujetos de igual forma no les gusta que su visita, tinto o té, sea interrumpida por el niño llamando a gritos a su mamá, porque entonces en el caso opuesto esta bien hacerlo?

No hay que dejarse llevar por el que dirán de nosotros o nuestros hijos, Marujita, Sutanita y Perencejo se pueden morder los codos porque SÍ los niños ya no son los de antes, son mejores!!!