jueves, 3 de septiembre de 2015

Un comenzar de nuevo...

Hoy tengo el alma arrugada y el corazón en pedacitos... tengo la incertidumbre de un comenzar de nuevo...

A principio de año entregue a una institución un pedacito de mi vida, después de un minucioso análisis y la visita a muchísimas instituciones decidí, que ese seria el lugar donde mi hija podría seguir siendo feliz. La dejé con el corazón arrugado, pero con la ilusión de tener un poco de tiempo para mi y dejarla a ella ser feliz "lejos" de mamá. Los primeros días fue la más feliz, cero lagrimas, solo alegría en su cara, al pasar los días ella empezó a manifestar su deseo de no ir más... los profesionales encargados de su educación me decían que era perfectamente normal, y debía seguir asistiendo así fuera complicado llevarla (por el llanto) hasta que un día me puse furiosa y pedí otro tipo de ayuda, mi hija vomitó manifestando que no quería salir de la casa y para mi NO ERA UN COMPORTAMIENTO NORMAL, y no lo pasaría por alto, no en ella, no en mi hija!
Me recomendaron un psicólogo familiar que nos dijo que Paloma era una "tirana" que su comportamiento era el de una niña caprichosa y sugirió manejar, lo que ellos determinaron como pataletas, con un método que ahora entiendo es un método autoritario y desolador, lamentablemente en ese momento pensamos que debíamos y lo hicimos! varias veces la dejamos llorando en "tiempo fuera"... pasó el tiempo, se adaptó a su jardín y llegoó la tan anhelada calma a mi vida.




Hace tan solo dos semanas empezamos de nuevo la pesadilla del no querer ir al jardín, las profesionales en educación a cargo, me decían que era normal que recordara lo consentida que es mi hija y lo apegadas que somos las dos... esta vez y gracias a muchas mamás que vengo leyendo unos meses atrás, empecé a cuestionarme lo que me estaban sugiriendo y acudí  a una profesional distinta, objetiva, que me abrió los ojos a una realidad, una triste realidad que jamas pensé que YO tendría que vivir con MI HIJA... algo SI pasó, que fue? nadie sabe, directivas y profesores no tienen ni idea... por sus amiguitos sabemos que el llanto era incesante y que realmente algo importante ocurrió... me duele literalmente el alma, me duele verla, me duele recordar la opinión de un psicólogo infantil que no tuvo que hablar con ella para saber que SI paso algo, algo tan grave que le quito la confianza, la paz, la alegría, la tranquilidad que tanto me esforcé yo en inculcar.

No puedo evitar sentirme mal, solo yo sabia que algo no estaba bien y por confiar mas en la "profesionalidad" de un ser frío y justiciero, deje pasar por alto lo que una mamá jamas debe dejar pasar: su corazonada. Intento ver el lado positivo y solo puedo dar gracias por no permitir que pasara un día más en esa institución, no digo con esto que sea mala, tampoco sugiero que sea buena... para mi fue el peor error que he cometido en la vida y hoy solo tengo ganas de enmendarlo y recuperar el tiempo de felicidad y amor que mi hija ha perdido.

Hoy asistí a una clase libre de música, pero quien me acompañó no era mi hija, mi Paloma de siempre, yo hoy no la conocía, entró en pánico al darse cuenta que estábamos en un jardín, empezó a llorar apenas se presento "la profe", su miedo era evidente, sus ojos delataban su angustia... gracias a la vida encontré una cara amiga, una institución que me abrió los brazos y me dejo ver que no hay nada perdido y que Paloma va a ser feliz de nuevo, que eventualmente podrá estar tranquila en un jardín, que su paz, su amor y alegría harán parte de su vida otra vez... 

No pretendo debatir el metodo de crianza de algunos padres y profesionales en educación, solo quiero abrir los ojos a quienes me leen, para que puedan evitar cualquier tipo de abuso por parte de la institución a la que entregaron su pedacito de vida. NADIE tiene porque quitarle la tranquilidad a un niño eso es abusar de la confianza que nosotros los padres depositamos en ellos, en su profesionalismo. Quiero aclarar que sus dos profesoras la adoran y ella habla con amor de ambas, no quiero indagar más sobre lo que ocurrió porque la única forma de hacerlo es cuestionando a Paloma y esto le genera una ansiedad espantosa, no se si alguna día sabré que pasó, solo pido que no vuelva a pasar jamás un daño psicológico no lo merece ningún niño.



1 comentario:

  1. Hola María Camila, entiendo perfectamente lo que estas pasando porque a nosotros también nos paso en cierta medida conElMayor y cuando vimos que eElPeque iba por el mismo camino, fue cuando decidimos el cambio....

    Hay instaurada en la sociedad una tendencia educativa tan fría y alejada del amor, que encasilla a los niños y los estandariza.

    Me alegro mucho por ti y tu pequeña que hayas hecho mas caso a tus corazonadas que a los famosos profesionales conductistas

    ResponderEliminar